En el  acto, el dirigente gaditano de ASAJA  defendió la labor del ex ministro y todo su equipo en la negociación de la PAC, aunque le reprochó que por el camino se haya quedado  pendiente “la cuestión del trigo duro y las ayudas a la vaca nodriza”.

    En este sentido, propuso una medida para que las ayudas acopladas vayan a las vacas y terneros nacidos en las propias explotaciones. Por su parte, Arias Cañete fue muy explícito en la defensa del programa electoral del PP de cara a las elecciones del 25 de mayo, al señalar que es la única formación que tiene un apartado dedicado a la Agricultura. A este respecto, recalcó que, tras haberse aprobado la PAC, la gran cuestión pendiente para el sector agroalimentario español esta legislatura serán los acuerdos comerciales que se van a abrir entre Europa y países como EEU, Japón o Mercosur.

El único partido con programa agrícola

      Para el candidato, “ahí es donde España se la va a jugar”,  resaltando que  “de lo que poco que he hecho bien en esta legislatura fue convencer al presidente Rajoy de la importancia del sector agroalimentario, lo que nos ha permitido poder exportar el 38% de la producción y en breve se podrá alcanzar el 50%”.

    En este sentido, no sólo dio un aviso a la gran distribución “para que no apure con los precios en el mercado interior, porque sólo perjudica al primer escalón, es decir, al agricultor o ganadero, pero no a la producción, que ha encontrado un mercado más amplio en el exterior”.

    Asimismo, ras criticar que ninguno de sus rivales tienen un plan agrícola para defender en Europa, el PP apostará por la innovación y la modificación genética, “le pese a quien le pese”, al asegurar que España “puede ser líder en agricultura ecológica y en biotecnología, porque se debe apostar por el menor coste posible y la mayor productividad”.