Además de aumentar las entregas de leche, en este tiempo han subido también los precios, tanto con respecto a marzo de 2013, como comparado con el precio que se pagaba al terminar el pasado año, en el mes de diciembre.

      En marzo de 2014 el precio medio abonado por las industrias que informan al Icane fue de 40 céntimos de euros por litro de leche, frente a los 38 céntimos que se pagaban de media en diciembre pasado, lo que supone un aumento del 5,78 %.
 
     Y si la comparación se hace con el precio de marzo de 2013, el incremento es del 23,69%, porque entonces las empresas abonaron una media de 32 céntimos por litro de leche