En su Visión Conjunta, los firmantes subrayan la importancia de proporcionar un abastecimiento estable y seguro de alimentos no solo a los ciudadanos de la UE sino también a aquellos más allá de las fronteras europeas, y hacerlo de manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Al mismo tiempo, la Cadena Agroalimentaria Europea señala el peso económico de los sectores involucrados y de su importante relevancia en la consecución de los objetivos generales de la política europea tales como un mayor crecimiento en el empleo y la economía.

      El grupo está unido en su petición por un ágil programa político de la UE que sitúe el fomento de la innovación en su esencia misma a fin de mantener una segura, asequible y de alta calidad producción alimentaria y de consecuente elección para los consumidores.  La innovación en agroalimentación ha sido demasiado poco alentadora y en algunos casos ha sido activamente obstaculizada por los responsables de decisiones europeos.

     En vista de las próximas elecciones al Parlamento Europeo a finales de Mayo y de que la nueva Comisión Europea toma posesión del cargo a finales de este año, las asociaciones agroalimentarias instan a ambas instituciones a trabajar conjuntamente para dotar de un fuerte estímulo a la innovación en sus sectores mediante una mejor elaboración de políticas basadas de manera científica y mediante el fortalecimiento de la innovación en el mercado interior.

     La Cadena Agroalimentaria de la UE contempla su visión conjunta como un primer paso en esta dirección y estar dispuestos a trabajar con los responsables de las decisiones de todas las instituciones de la UE para lograr el objetivo común de una Europa sostenible y competitiva que convierta los retos de hoy en oportunidades del mañana mediante regulaciones más profundas que apoyen la innovación en toda la cadena agroalimentaria.