El Consejo de la Unión Europea (UE) ha adoptado un reglamento por el que se establece el programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima (LIFE), que puede recibir apoyo de la Política Agraria Común (PAC).

La norma, que ha sido publicada este lunes en el Diario Oficial de la UE, fija una dotación financiera para la ejecución del programa LIFE de 5.432 millones de euros.

El periodo de siete años de este programa se ajusta así a la del marco financiero plurianual pactado por la UE para los años comprendidos entre 2021 y 2027.

Los fondos se distribuyen en subprogramas dedicados a la naturaleza y la biodiversidad; la economía circular y la calidad de vida; la adaptación y mitigación del cambio climático; y la transición hacia energías limpias.

CADA PAÍS PODRÁ DECIDIR, DENTRO DE SU PLAN ESTRATÉGICO, SI COMPLEMENTAN ESTAS AYUDAS CON OTROS FONDOS FEADER

Al menos el 85% del presupuesto de LIFE debe asignarse a subvenciones encaminadas a financiar proyectos estratégicos de naturaleza; relacionados con la economía circular y la acción por el clima; y vinculados a la asistencia técnica.

Los países de la UE deben poder decidir, dentro de su plan estratégico para la PAC, utilizar una determinada parte de la asignación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural para apoyar medidas que complementen los proyectos estratégicos de naturaleza definidos con arreglo a lo dispuesto en dicho reglamento LIFE.

Según el reglamento, las acciones que hayan recibido una contribución de otro programa de la UE podrán recibir contribuciones en el marco del programa LIFE bajo una serie de condiciones.

El texto incluye referencias al Pacto Verde Europeo y en él se apoya la propuesta de la Comisión para la participación de terceros países en el programa LIFE, entre otras cuestiones.

En la exposición de motivos, se explica que la posición del Consejo en primera lectura refleja un acuerdo transaccional alcanzado en las negociaciones con el Parlamento Europeo y con ayuda de la Comisión, por lo que se espera que se apruebe sin enmiendas en la segunda lectura del Parlamento.