Los efectos se notan en la recaudación de impuestos especiales, donde se produce un recorte importante cercano a los mil millones de euros en el periodo de 2008 a 2013 (se pasa de 9.007 millones a 8.090 millones de euros, respectivamente), una caída del 10,18% compensada respecto a la evolución de las ventas en unidades por las subidas de precios producidas en el sector.

El 80% de su coste son impuestos


     Del precio que un fumador paga por una cajetilla de cigarrillos el 80% son impuestos (especiales e IVA); el margen del estanquero es del 8,5 % y lo que resta es para el fabricante de la marca, con lo que tiene que cubrir sus costes de fabricación y comercialización del producto: lo que le quede será su margen.

     En valor, las ventas de cigarrillos en 2008 eran superiores a los 11.671,98 millones de euros; en 2013, se habían reducido hasta los 10.217,07 millones.

     En cuanto al primer trimestre de 2014, la recaudación de impuestos especiales sobre los cigarrillos fue de 1.418,18 millones de euros (un -1,03% por debajo de la del mismo trimestre de 2013), cifra inferior a los 1.688,47 millones de los tres primeros meses de 2008, lo que supone una caída del 15,07% en este periodo.

Se reduce las ventas legales, pero no el númeo de fumadores


     Pero que el mercado legal de cigarrillos haya quedado reducido a la mitad, no supone una reducción de fumadores en la misma línea.

     El efecto de la crisis ha provocado un trasvase de fumadores hacia labores más económicas, como la picadura, pero sobre todo un desarrollo exponencial del contrabando, que 2010 era inferior al 3%.

     En concreto, el contrabando representa ya el 11,3% de las cajetillas consumidas en España en 2013; en algunas provincias de Andalucía su impacto llega al 50 %.

     El 40% del tabaco de contrabando incautado en España procede fundamentalmente de Gibraltar, un mercado que se ha convertido en la vía de entrada de las denominadas "cheap White" o las "ilegal white", marcas que pagan impuestos bajos en un país, pero con el objetivo de ser introducidas en otro cercano donde los precios de venta son más elevados al tener mayores impuestos. Mientas que el tabaco tributa en Gibraltar al 1%, en España es del 80% sobre el precio de la cajetilla.

     El peso de los cigarrillos sobre el total de la recaudación por impuestos en España fue del 89,33 % en los tres primeros meses de 2014; en el mismo periodo de 2008 suponía el 98,08 %.

     En el primer trimestre de este año todas las categorías de tabaco, a excepción de la picadura de pipa, registraron una caída en sus ventas; la de cigarrillos disminuyó un 3,63 % en volumen; la de cigarros, un -1,31 %; la de liar, un -13,53 %. La picadura de pipa experimentó un crecimiento del 37,20 % en el citado periodo.