A partir de junio, según La Unió, se inicia la recolección en zonas de cultivo más temprano y las pérdidas van a ser del 100 por cien en la práctica totalidad de las zonas productoras. "Aunque lloviera ahora, ya es demasiado tarde para salvar la cosecha", afirma.

     Según señala, los agricultores han invertido en las simientes, los abonos y la labranza de sus campos que no van a recuperar, a lo que se une la falta de ingresos por la venta del cereal que contribuirá a no poder hacer frente a los gastos de cultivo de la próxima campaña.

     La Unió ha pedido al Gobierno central y autonómico "medidas urgentes" para los productores de cereales, entre otras la aplicación del reglamento comunitario que permite la concesión de ayudas de Estado de 15.000 euros por empresa agraria en tres años para paliar circunstancias como la grave sequía.

Piden medidas de apoyo urgentes


     También solicita el establecimiento de una línea específica de préstamos ICO con interés subvencionado, la condonación de los préstamos pendientes de pago y concedidos en las ayudas a la primera instalación de agricultores y planes de mejora de las explotaciones agrarias por no tener ingresos suficientes para hacer frente a los mismos.

     Además, ha pedido que desde el Gobierno central se publique una reducción del módulo en el IRPF para las explotaciones afectadas, así como la bonificación de las cuotas a la Seguridad Social y que haga frente a los ingresos no percibidos de los ayuntamientos para que éstos condonen el IBI de naturaleza rústica.

     La Unió también reclama la autorización de la Conselleria de Agricultura para poder arar la superficie sembrada y dejarla en barbecho antes de finalizar el período obligatorio establecido en el cumplimiento de la condicionalidad de las ayudas comunitarias que es en septiembre.

Pendientes del cielo en Castilla y León


     Por su parte,
tras las altas temperaturas de abril -entre tres y cinco grados más altas que otros años- y las de estas primeras semanas de mayo, con escasez de precipitaciones, el cereal de Castilla y León está pendiente de las lluvias que se anuncian a partir del día 20.

     Esas posibles lluvias, que prevé la Agencia Estatal de Meteorología, la Aemet, "podrán hacer cambiar la situación y determinarán la cosecha de cereal" en la Comunidad, ha sostenido   la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, en declaraciones a los periodistas en los pasillos de las Cortes, donde hoy se ha celebrado sesión plenaria.

    Lo que suceda en estos "próximos días es fundamental", ha referido Clemente, quien ha explicado que campo está muy marcado por esas altas temperaturas de abril y lo que va de mayo y la falta de lluvias, lo que ha aumentado la "presencia de enfermedades de hongos en los cultivos".

     "La zona sur de Castilla y León está seriamente afectada por esa climatología", ha reconocido la consejera. Clemente ha valorado asimismo el crecimiento del cultivo de la remolacha, con 26.000 hectáreas, 3.000 más que en la anterior campaña, "una buena señal en la apuesta" por ese producto, muy determinada por las ayudas asociadas de la PAC.

Castilla-La Mancha ya trabaja en medidas concretas ante la sequía


   
Asimismo, el consejero portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban, ha afirmado que el Ejecutivo autonómico trabaja en la puesta en marcha de "las medidas que sean más operativas" para afrontar los daños que la ausencia de lluvias está causando en la producción agrícola de la región.

    Esteban se ha pronunciado así, en rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo Gobierno, a preguntas de los periodistas sobre la petición del portavoz de Agricultura del PSOE en el Congreso de los Diputados, Alejandro Alonso, al Gobierno para que ponga en marcha un plan de sequía para 2014, pues las pérdidas en la producción podrían superar el 60%, ha afirmado.

    El consejero portavoz ha señalado que el Gobierno está en contacto permanente con el sector y se encuentra trabajando en el impulso de estas medidas "desde un criterio técnico".

    "Como es natural, en esta y en cualquier otra eventualidad que pueda producirse", ha afirmado. Así, Esteban ha asegurado que el Ejecutivo autonómico pondrá en marcha las medidas que sean "más operativas".