La Federación Española de la Dehesa (Fedehesa) exige a la Administración competente la asunción de sus responsabilidades de forma que se garantice a las dehesas el suministro de agua necesario para mantener su actividad productiva en estas situaciones de extrema sequía, ya que consideran que “es necesario garantizar a las dehesas el suministro de agua para mantener su actividad productiva en situaciones de extrema sequía”.

Desde Fedehesa recuerdan que el cambio climático está produciendo un incremento en la temperatura global del planeta que ya nadie discute por ser una afirmación basada en datos objetivos y cuantificables. A este incremento de temperaturas se le suma una disminución de la pluviometría que ya está siendo acusada en nuestras latitudes. La Dehesa muy presente en el suroeste de la Península Ibérica, es el ecosistema más amenazado por estos cambios sobrevenidos, causados en gran parte por la acción humana, siendo el soporte paradigmático de la ganadería extensiva.

La producción de carnes de alta calidad, cuyos máximos exponentes son los productos obtenidos del cerdo ibérico puro de bellota, pero también de otros animales que se benefician del mismo manejo extensivo y de una alimentación variada y rica como el cordero o la ternera, requiere de unos recursos mínimos para que pueda desarrollarse en ella esta actividad productiva, como es el agua sin el cual no es posible la vida, y el alimento, sea éste pasto, ramón o frutos, algunos de los cuales, como la bellota son insustituibles para la producción del ibérico puro de bellota.

Desde fedehesa insiste en que se tomen medidas porque “no podemos esperar a que el problema sea ya irresoluble”

Pero, para Fedehesa, “la mala gestión y administración del agua existente, el abuso de su consumo y la insensibilidad hacia este recurso por parte de una población acostumbrada al derroche y la inexistencia de una norma nacional que proteja a la Dehesa y le garantice los recursos mínimos que requiere para su perdurabilidad, están agudizando la precaria situación en la que se encuentra, haciendo inviable cualquier actividad productiva en la misma, especialmente la ganadería que es la razón de su existencia, puesto que si no hay agua no existe nada, solamente desierto y miseria”.

“Estamos ante el más grave y generalizado problema de bienestar animal de nuestra historia reciente”. Por ello, desde la Federación Española de la Dehesa exigen a la Administración competente la asunción de sus responsabilidades de forma que se garantice a las dehesas el suministro de agua necesario para mantener su actividad productiva en estas situaciones de extrema sequía.

“No podemos esperar a que el problema sea ya irresoluble, puesto que muchas explotaciones ganaderas tienen que abastecerse con agua de cisternas compradas a precios determinados, que si se vuelve habitual, son insoportables económicamente para el sector productor. Garantizar el mínimo necesario de agua a nuestras Dehesas y a sus explotaciones ganaderas es una obligación ineludible de quienes tienen encomendada la tarea de gestionar y administrar los recursos, es decir de nuestros gobernantes”, señala Fedehesa.

En este sentido, insisten en que “las Confederaciones Hidrográficas tienen el deber inexcusable de agilizar en tiempo récord los trámites necesarios para que los ganaderos tengan agua en sus explotaciones. Estamos en clara situación de emergencia en el tema del agua y este tipo de situaciones hay que abordarlas con urgencia y sin demora, puesto que de no actuar será necesario exigir responsabilidades a quien las tenga”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here