EFE.- Nagore ha firmado un convenio con el secretario de la Fundación Española de la Madera, Francesc de Paula Pons, para poner en marcha en la Rioja «El árbol es vida», considerado Acontecimiento de Excepcional Interés Público y que prevé plantar 10 millones de árboles y promocionar la cultura del árbol y de la madera.

La Consejería prestará apoyo a la identificación y selección de zonas para realizar plantaciones, mediará en la negociación con los propietarios de terrenos, participará en la búsqueda de potenciales donantes y coordinará el desarrollo de los proyectos de repoblación que se lleven a cabo.

La Fundación, promotora del proyecto, se encargará de efectuar las plantaciones en la región, se coordinará con los responsables de la Consejería y promoverá el empleo local en las actuaciones que se lleven a cabo.

Nagore ha destacado la importancia de comprometerse con un proyecto como ‘El árbol es vida’ porque «da continuidad y complementa la labor que desde hace años realiza el Gobierno de La Rioja en materia de repoblaciones y gestión forestal».

Ha insistido en que la adhesión al convenio es «beneficiosa para las empresas de un sector con peso en esta región y para el medio ambiente».

Las empresas que participen en esta iniciativa, cuyas primeras plantaciones se producen durante esta primavera, además de materializar su compromiso medioambiental, se podrán beneficiar de las desgravaciones fiscales que contempla la ley en la cuota del Impuesto de Sociedades, recuperando hasta el 90 % de su donación al evento, ha explicado el secretario de la Fundación.

La Rioja cuenta con más de 300 empresas pertenecientes a la industria de la madera y el mueble, que emplean a 2.527 trabajadores y facturan anualmente 307,3 millones de euros, según los datos facilitados por el Gobierno regional.

La vigencia del convenio se establece hasta el 30 de junio de 2015 y, una vez realizadas las aportaciones económicas por las empresas donantes dentro de este periodo, las actuaciones podrán prolongarse hasta el periodo natural de plantación de otoño-invierno 2015-2016.

De Paula ha precisado que «El árbol de la vida» pretende potenciar en la sociedad española la cultura del árbol y de la madera, para lo que se prevé plantar 10 millones de árboles, lo que contribuirá a aumentar la masa forestal.

Ha reconocido que la masa forestal española no ha decrecido en los últimos años y ha abogado por sensibilizar a las empresas del sector de la madera, que suelen importar la materia prima, sobre todo, de Estados Unidos y del norte de Europa, para que colaboren en este proyecto.

El programa generará un ahorro a España de derechos de emisión equivalentes a 2,2 millones de toneladas de CO2 en un periodo de 40 años, así como 150.000 toneladas de CO2 fijado al año; con un crecimiento en madera estimado será de 74.000 metros cúbicos al año.

Las acciones previstas en el programa se realizarán con la contribución de patrocinadores y donantes que quieran apoyar la lucha contra el cambio climático y la difusión a la sociedad de los beneficios que el árbol tiene para la vida, además de consolidar un sector clave para la economía y el empleo al crear unos 2.000 empleos directos.