Con la cautela de que septiembre es el mes crucial para determinar la calidad final de la uva en Rioja, Torres ha asegurado que, actualmente, el estado sanitario es bueno, aunque ha recalcado que es preciso que la maduración termine de manera correcta y el tiempo se mantenga seco y fresco, como también ha confirmado el Consejo Regulador de la DOCa Rioja.

Desde el día 15 se iniciará la recogia de la uva tinta


     Tras la recogida esta semana del tempranillo blanco y la también blanca viura, "Viñedos de Aldeanueva", que marca el inicio de la vendimia en Rioja por su volumen de viñedo, iniciará la recolección de la tinta a partir de la semana del 15 de septiembre, aunque no será hasta finales de este mes o primeros de octubre cuando la cosecha se generalice en el conjunto de la Denominación, que comparten viñedos de La Rioja, País Vasco y Navarra.

     La previsión de esta bodega cooperativa, que el año pasado facturó por valor de unos 33 millones de euros y que embotella el 80% de su producción, es obtener una cosecha de unos 18,5 millones de kilos de uva en esta nueva campaña, un 5 por ciento más que en 2013, en especial, por la variedad tinta garnacha, que en 2014 ha registrado un mejor cuajado, ha precisado el directivo de la firma.

     "Las expectativas de la calidad de la uva son muy buenas, con un fruto muy sano", ha enfatizado Torres, quien ha incidido en la necesidad de que el tiempo acompañe al fruto para que la maduración se complete y le logre, finalmente, una uva de calidad.

El Consejo Regulador espera una buena cosecha, tanto en calidad como cantidad


      El presidente del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, Luis Alberto Lecea, ha indicado a Efe que si la climatología continúa acompañando con normalidad hasta la vendimia, puede haber una buena cosecha, tanto en calidad como en cantidad.

     "El estado vegetativo del viñedo es excelente y la uva está muy sana, así que, en este momento, las expectativas son de una cosecha mejor que la pasada", ha subrayado.

     Ha añadido que, tras dos años de cosechas escasas, incluso por debajo del volumen de ventas anual, Rioja necesitaba una cosecha más amplia, "lo que, sin duda, está contribuyendo a que haya mayor tranquilidad en el sector ante esta próxima vendimia".

     "En principio, este mayor volumen de cosecha no deberá influir en los precios de la uva, ya que las ventas de 2014 van en línea con las de 2013, por lo que este aumento vendrá bien para equilibrar existencias y ventas", según Lecea.

     El Consejo Regulador, en su segundo control de maduración, señala que se ha iniciado la toma de muestras en toda la Denominación, con unas buenas condiciones climatológicas, lo que ha permitido una correcta evolución de la maduración.

     También ha confirmado en toda la DOCa Rioja un adelanto de unos diez días respecto a la vendimia de 2013 y un retraso de, al menos, una semana en relación a las campañas de 2012, 2011 y 2010; así como un "excelente" estado vegetativo y sanitario del viñedo.

Este año se ha aumentado el rendimiento máximo amparable


     La producción amparada de la cosecha de 2013 alcanzó los 362,62 millones de kilos de uva y estuvo condicionada por una climatología atípica, aunque la profesionalidad de viticultores y enólogos permitieron afrontarla satisfactoriamente.

    En esta nueva cosecha, el rendimiento máximo amparable en uva aprobado por el Consejo asciende a 6.825 kilos por hectárea para variedades tintas y 9.900 para blancas, lo que supone un aumento de un 5% y un 10%, respectivamente, en relación a la campaña de 2013.

     Este año, si se llega al rendimiento máximo amparable para uva tinta y blanca, es previsible que se alcance una producción amparable en torno a los 430 millones de kilos, dado que, según el Consejo, las condiciones climáticas han sido favorables desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo.

     Si esa cifra se confirma finalmente, será una cosecha normal en Rioja, dado que las dos anteriores fueron muy cortas en cantidad.