Muy aromático en nariz, pero elegante a la vez, destaca el carácter distintivo de la ‘flor’, intensificado por su naturaleza no refinada. Sus aromas a almendra y levadura están acompañados por un paladar fresco, intenso y complejo con un final salino.

    La etiqueta de la edición 2014, se ha obtenido de diseños históricos y originales que la Fundación González Byass, a través de su Archivo Histórico, conserva.

    En Rama es la jerga local usada por los trabajadores de bodega para referirse al vino en su estado más delicado, antes de la estabilización, clarificación y filtrado a los que se somete el fino previo al embotellado.