La Unió de Llauradors ha cuantificado en casi 13,5 millones de euros las pérdidas que las tormentas acompañadas de pedrisco que se han registrado en los dos últimaos días han causado en el campo valenciano, especialmente de las comarcas de La Ribera, Utiel-Requena y el Camp de Morvedre. La organización agraria ha informado en un comunicado de que el pedrisco daño unas 1.500 hectáreas de cultivo en las pedanías de Los Ruices y Los Marcos, de la comarca de Utiel-Requena, con producción de viña y almendra.

     La cuantificación de las pérdidas directas asciende a unos 600.000 euros, que según La Unió pudieron ser mayores si no se hubiera vendimiado parte de la cosecha. En la almendra las pérdidas serán por el aumento de costes para recolectarlas, pues están en tierra debido a los efectos del granizo y en muchos casos no compensará recogerlas.

     Además, han provocado pérdidas en el sector agrario por valor de unos 13,5 millones de euros, con la comarca de la Ribera como principal perjudicada con unos 12 millones de euros (a las que hay que sumar las de anteriores pedriscos), casi 900.000 euros en el Camp de Morvedre y más de 500.000 euros en Utiel-Requena. A todas estas pérdidas, la organización agraria señala que habrá que sumar las pérdidas en jornales de recolección y almacenes o transporte.

     Según La Unió, en la Ribera han resultado afectadas más de 2.400 hectáreas de cultivo, fundamentalmente de caqui y cítricos aunque también de granada y algunas hortalizas. La localidad con mayores daños es Vilanova de Castelló, donde el 60  del término municipal, unas 1.300 hectáreas sobre todo de caqui y cítricos, ha resultado afectado.

     En las diferentes parcelas se observa afección de entre un 70 y un 100 %, según la organización, que añade que también hay daños en Alberic, Beneixida, Gavarda, l’Ènova, Manuel, Senyera, Pobla Llarga, Carcaixent y Sant Joanet.

Se reclamará la ayuda de la administraciones ante la situación de muchos cultivos


     Asímismo, el pedrisco afectó a una franja de unas 650 hectáreas de cultivo en la comarca del Camp de Morvedre, cultivadas con cítricos, fundamentalmente en el término municipal de Benifairó de les Valls. La Unió considera "urgente" que las Administraciones Públicas (Generalitat y Gobierno central) tengan en cuenta estos siniestros climatológicos y arbitren medidas y ayudas para los afectados, y recuerda que las pérdidas por el pedrisco se suman a las causadas por la sequía de los últimos meses.

     El secretario general de La Unió, Ramón Mampel, ha explicado que solicitarán ayudas para los agricultores afectados por el pedrisco, que se suman a las de la sequía, y confía que la respuesta de las Administraciones Públicas "esté a la altura de la gravedad de las pérdidas por las diversas adversidades climatológicas".

     Mampel ha indicado que los agricultores "cada vez tenemos más costes de producción, unos precios cada vez más bajos o impagos de nuestras cosechas y la puntilla es un siniestro meteorológico como este".

En Murcia, la lluvia es un alivio, pero no la solución y afectará a las cosechas


     Por su parte, Ee episodio de tormentas vividasen distintos puntos de la Región de Murcia ha contribuido, según UPA, a aliviar un poco la situación de algunos cultivos como el Almendro, la viña o el olivar, si bien ese alivio del estado de las plantaciones no repercutirá positivamente en las cosechas.

    “Allí donde se han producido precipitaciones superiores a los 15-20 litros por metro cuadrado algunos almendros condenados a secarse podrían salvarse, se suaviza la situación de la vid aunque la próxima cosecha será también corta por el escaso desarrollo de las cepas y se alivia la situación de los olivos a pesar de que la cosecha ya está perdida”, ha declarado Antonio Moreno, Secretario de Agricultura de UPA-Murcia.

   Sin embargo, según UPA, pese a lo aparatoso de las tormentas en algunas lugares, especialmente en zonas urbanas, las precipitaciones caídas aunque intensas en algunos puntos no han sido abundantes, lo que no permite abandonar la catástrofe que atraviesa la agricultura murciana como consecuencia la gravísima sequía del año hidrológico 2013-2014.

    Aunque los cultivos de secano de las zonas en que se han producido precipitaciones han sido los más beneficiados, también ha sido positivo para el regadío, allí donde ha llovido, para contribuir a lavar el suelo, muy salinizado ante la ausencia de lluvias. Con carácter general, no se han producido daños sobre cultivos ni producciones.

    Los datos estimados por UPA de precipitaciones en las distintas comarcas son los siguientes: Noroeste Rio Mula, en las zonas altas como Moratalla y Caravaca han caído unos 20 litros y en las zona bajas, Mula, Cehegin, Bullas  y Campo de Cagitan, unos 16 litros. Valle del Guadalentín y Campo de Cartagena,  unos 4 litros. Vega del Segura, han caído una media de unos 15 litros aunque en algunas zonas puntuales se han superado los 30 litros. Altiplano han caído una media de 30 litros.

Más optimismo en ASAJA Murcia


      Asimismo, la organización profesional agraria ASAJA Murcia ha valorado como “positivas y enriquecedoras” las fuertes lluvias caídas ayer en la Región de Murcia y que han sido muy beneficiosas para el sector agroalimentario regional.

     Según ha explicado el Secretario General de ASAJA Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, “las precipitaciones caídas han sido muy beneficiosas para el sector agrario murciano, particularmente para los cultivos de secano y regadío. Es decir, almendro, olivar, viñedo y frutas y hortalizas, tanto cítricos como para las hortalizas de otoño”.

     El titular de ASAJA Murcia ha señalado que “las lluvias han refrescado las tierras y han refrescado muchas zonas donde hacía falta agua. En este sentido, han sido muy beneficiosas para comarcas como el Valle del Guadalentín, el Campo de Cartagena, la Huerta de Murcia, el Altiplanio y la Vega Media y Alta”.

     El portavoz de ASAJA Murcia ha apuntado también que “ojalá lloviera así durante varios días consecutivos pues podría conseguir un riego que sería muy positivo ante la pertinaz sequía que hemos soportado este pasado verano”.