Además ha resaltado la diversificación que ha conseguido la feria, "siendo siempre el barómetro del dinamismo y riqueza empresarial" de la comarca.

     "Es indudable que el ser capaz de organizar una muestra en la que se pone de manifiesto la importancia que tiene para la economía regional y soriana los recursos autóctonos y que con todos ellos se va diversificando es algo que merece el reconocimiento de todos", ha resaltado.

     La directora general de Comercio y Consumo ha asegurado que para la Junta de Castilla y León es muy importante la capacidad para dinamizar y poner en valor los recursos ligados al territorio, de lo que "la feria de Almazán es un claro ejemplo".

La ausencia de lluvia beneficiará a una mayor presencia


      Por su parte, el alcalde adnamantino, José Antonio de Miguel (PPso), ha destacado como principal novedad de esta edición que no haya llovido este año coincidiendo con la feria, lo que contribuiría a mejorar el número de visitantes y que sea de récord -en torno a 40.000 visitantes se registraron en la última edición-, aunque los agricultores acudan más tristes "porque de ello depende la cosecha y la salud económica de la comarca y de la provincia".

     De Miguel ha reclamado a la Junta apoyo económico para mantener la feria, ya que la corporación adnamantina aporta en exclusiva los 100.000 euros necesarios para su organización.

     "Para ampliarla necesitamos esas ayudas que durante muchos años ha estado dando la Junta y que en esta legislatura se han suspendido por la situación económica", ha resaltado.

    El alcalde adnamantino ha asegurado que la feria "tiene que ir a más" porque es un buen escaparate para las firmas comerciales. "Estamos con ganas de crecer, esperando esas ayudas", ha reivindicado".