En este vaiven de noticias relacionadas con el mundo lácteo, los datos del Magrama indican que además, en marzo se obtuvieron 12.600 toneladas de nata para consumo directo (+17,75 %); 5.100 toneladas de leche concentrada (+8,5 %) y 1.800 toneladas de leche en polvo (+125 %).

      La producción de mantequilla fue de 3.300 toneladas, un -5,7 % respecto a febrero; 12.600 toneladas de queso de vaca (+6,77 %) y 63.700 toneladas de leches acidificadas (yogures), lo que supone un incremento del 11,95 %.

     Pero estos buenos datos no son suficientes para el sector. Así, esta semana entraron en el Mercado Nacional de Torrelavega entre el martes por la tarde y el iércoles, 2.268 reses, 281 menos que en la anterior y casi todas cambiaron de manos. En abril, en los cinco mercados celebrados se ofertaron en aquel recinto 10.589 reses, de las que prácticamente se comercializaron todas por importe de un millón de euros, según informa Jesús P. del Río en www.eldiariomontanes.es

     En cuanto a las cotizaciones, hubo de todo. La recría, ganado menor y mediano de uno a seis meses de vida, repitió precios, excepto los terneros frisones de ombligo verde que se pagaron algo más. El ganado de abasto se comportó igual que otras semanas, correspondiendo la parte más negativa en esta ocasión a las novillas y vacas de producción de leche, a pesar de la alta calidad media de la mercancía ofertada, ya que se vieron ejemplares de gran porte. Los precios se resintieron.

Menos compradores habituales


   En este sector lácteo marcó el desarrollo comercial la ausencia, una semana más, de algunos compradores habituales, no solamente de Galicia sino de otras comunidades autónomas. La situación dio lugar a que los tratos comenzaran tarde, pasadas las diez de la mañana, y se discutiera mucho en algunos casos. A las doce de la mañana y más tarde todavía se llevaron a cabo algunos. El sobrante de vacas, sin embargo, fue mínimo, una docena, y no precisamente las mejores.

    El techo de la feria en este sector le anotó una novilla de segundo parto, procedente de Villacarriedo, Abionzo concretamente, vendida en 2.000 euros con destino a Córdoba junto otras seis más de iguales lactaciones, a una media de 1.750 euros. Fueron adquiridas por Avelino Velarde, que también mandó para Sevilla tres novillas de primer parto a 1.700 euros unidad.

(Foto: ARchivo www.cantabriatotal.com)