El enfado de la organización se basa en que que dicho programa "perjudica seriamente la imagen de la industria alimentaria y cárnica en su conjunto y particularmente a una parte tan emblemática a nivel nacional e internacional como es la del cerdo ibérico.".

     Por eso, la Asociación ha trasladado a los máximos responsables de Atresmedia, grupo de comunicación propietario de La Sexta, el profundo malestar del sector por la emisión, y "ha demandado de la cadena una rectificación" que refleje fielmente la realidad del cerdo ibérico en nuestro país y el gran esfuerzo que este sector está haciendo para mejorar la calidad, trazabilidad y control de sus producciones, y por tanto dar las máximas garantías a los consumidores, así como el cese de su redifusión y presencia a través de la web de la cadena.

ANICE cree que se se dieron "informaciones distorsionadas"

     ANICE quiere dejar claro que el legítimo derecho a la información "no puede amparar en ningún caso la difusión de  informaciones distorsionadas que no respondan a criterios de veracidad, ya que como indica el propio Código Deontológico de la profesión periodística (FAPE, art. 2), “El primer compromiso ético del periodista es el respeto a la verdad”, y “Advertida la difusión de material falso, engañoso o deformado, estará obligado a corregir el error sufrido con toda rapidez y con el mismo despliegue tipográfico y/o audiovisual empleado para su difusión. Asimismo difundirá a través de su medio una disculpa cuando así proceda (Artículo 13 b)".

     Por ello, ANICE se ha dirigido igualmente al Director General de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), solicitando su intervención decidida para contrarrestar estas informaciones distorsionadas y salvaguardar la imagen de un sector tan representativo de la gastronomía nacional y de la Marca España.

      Y más señala en su comunicado, "cuando acaba de entrar en vigor la nueva Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos, con el objetivo de mejorar el marco normativo que regula los productos ibéricos e incrementar aún más las garantías para los consumidores".