Con esta jornada, la IGP Pacharán Navarro quiere reivindicar la importancia de elaborar el pacharán con endrinas recién recolectadas en los campos navarros, así como el trabajo de los más de 30 agricultores que en la actualidad trabajan con las empresas de la IGP cultivando más de 130 hectáreas de endrinos.

     En la actualidad, la producción anual de este fruto en Navarra cubre alrededor del 80% de las necesidades de abastecimiento de las empresas inscritas en la IGP. Para este año 2014 se estima una cosecha cercana a los 634.000 kgs., y el objetivo a corto plazo es el de alcanzar el autoabastecimiento total de endrinas de tierras navarras.

Una bebida muy tradicional que busca recuperar el mercado perdido

     Es en estos días de finales de septiembre y primeros de octubre, cuando el verano toca su fin, se realiza la recolección de endrinas en Navarra, de las que se elaborará el Pacharán Navarro, una tradicional bebida que se elabora desde 1.441 en la Comunidad Foral. De aroma intenso y sabor afrutado, es una bebida enraizada en las costumbres navarras que se obtiene de la maceración de las endrinas en anís.

     Desde 1988 la IGP Pacharán Navarro controla y regula el cultivo y producción de esta bebida y apuesta por la calidad y la máxima diferenciación para superar la difícil situación actual en la que se han perdido alrededor del 40% en los 10 últimos años. La utilización de endrinas navarras, recién recolectadas, permite mejorar la calidad del Pacharán Navarro y ofrecer al consumidor final un producto de máxima calidad, 100% navarro. Además la IGP trabaja activamente con las empresas inscritas (Diego Zamora Licores, Destilerías La Navarra, Licores Azanza, Licores Baines, DomeqwinesEspana, Licores Usua, Hijos de Pablo Esparza y Destilerias La Fuente) con Reyno Gourmet y las instituciones navarras para defender y promocionar su consumo.