Ros ha añadido que la Feria de Sant Miquel ha registrado en los últimos años un proceso de crecimiento continuado que se traduce en más superficie, más expositores y más actividades paralelas, a la vez que se potencian espacios como la Isla del Riego y se consolida la profesionalización del salón Eurofruit.

    Joan Reñé, presidente de la Diputación de Lleida, ha recalcado la importancia de unos salones que —además de la actividad comercial— se han convertido en un referente y punto de encuentro del sector agrario, así como un foro de debate de ámbitos importantes como la producción agrícola, los aspectos normativos que afectan al sector, las energías renovables, las innovaciones tecnológicas y en el riego o los nuevos cultivos, entre otros.

    Igualmente, Reñé ha incidido en que la máxima “implicación y compromiso” de la Diputación de Lleida con la Feria de Sant Miquel, vehiculada a través de iniciativas como el espacio “Alimentos del territorio y tú”. Este espacio pondrá al alcance de los visitantes un amplio abanico de productos agroalimentarios y actividades relacionadas con la producción de proximidad destinadas a motivar a los ciudadanos a consumir productos autóctonos artesanales y de calidad.

    El delegado del Gobierno de la Generalitat en Lleida, Ramon Farré, ha afirmado que “en estos sesenta años de existencia el salón ha hecho un salto impresionante, ajustándose a la realidad presente” y ha repasado algunos de los ámbitos que se tratarán a las jornadas técnicas de este año como por ejemplo los estudios formativos agrarios a distancia, la eficiencia en el riego, la bioconservación y la lucha biológica, la agroganadería ecológica, la gestión de purines o la teledetección, “temas que convierten Sant Miquel en la punta de lanza del sector”.

    Finalmente, el presidente de la Cámara de comercio e Industria de Lleida, Joan Simó, ha incidido también en la evolución positiva de todos los indicadores de la feria, matizando que esta evolución “tiene todavía más mérito porque se ha hecho en una coyuntura económica desfavorable”.

Más de 350 expositores

     La gran manifestación ferial internacional acogerá este año 352 expositores —4 más que en el 2013—, de los cuales 15 pertenecen al ámbito de los tractores. El programa de actividades, uno de los principales valores añadidos de la Feria Agraria de Sant Miquel, ofrece este año 75 propuestas, incluidas 40 jornadas técnicas, 6 reuniones profesionales y las 29 actividades del congreso “Alimentos del territorio y tú”.

    El programa incluye también dos galardones clásicos, el premio del Libro Agrario y el premio a la Innovación Tecnológica y Seguridad en el Diseño de las Máquinas Agrícolas, y dos novedades curiosas como el concurso de elaboración de allioli y la actividad “Ven a disfrutar de una merienda tradicional”.

    En el capítulo de novedades, el Ayuntamiento de Lleida ha acondicionado también la parcela situada entre el Pabellón 4 y la calle Gandesa (espacio en el que se construirá el nuevo pabellón ferial) como zona de aparcamiento para los expositores de la feria.