La segunda cumbre del cava, que se ha celebrado este martes en Vilafranca del Penedès (Barcelona) con la presencia de la consellera de Agricultura, Teresa Jordà, se ha centrado en cómo evitar una caída de los precios de la uva similar al que se produjo en la vendimia del pasado año.

En la reuniones de se han sentado a una misma mesa, por primera vez, todos los agentes implicados: agricultores, productores y bodegas.

Jordà ha dejado claro que no pueden explicar los acuerdos concretos a los que han llegado, pero que se han emplazado a celebrar a principios de marzo una nueva cumbre del cava donde está previsto que se puedan adoptar medidas concretas que previsiblemente sí se podrán hacer públicas.

La consellera ha recordado que éstas no pasan por regular el precio al que se debe pagar la uva, puesto que, ha recalcado, esa medida seria “ilegal”.

Ha explicado que en la reunión todos los agentes “se han llevado deberes que tienen que traer terminados en la próxima reunión”.

“En la reunión de hoy se han puesto los nombres a las medidas, pero falta poner los apellidos”

Teresa Jordà ha subrayado que hasta ahora se hablaba de medidas “a medio y largo plazo” y, en cambio, en la cumbre de hoy se han abordado “medidas inmediatas” para evitar que se repita la situación de la vendimia pasada, en la que el precio del kilo de uva cayó tanto que provocó que los viticultores convocaran una jornada de huelga con protestas y movilizaciones.

Ante la insistencia para que explicara alguno de los acuerdos, la consellera ha dicho: “En la reunión de hoy se han puesto los nombres a las medidas, pero falta poner los apellidos, aunque todo está ceñido a la vendimia de este año para que no vuelva a pasar la tormenta perfecta de 2019 y solucionar el problema de ‘stock’ que hay actualmente”.

Desde la entidad Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC), su jefa sectorial, Isabel Vidal, ha salido de la reunión “contenta”, sobre todo por lo que cree que es un compromiso firme de “trabajar todos juntos para encontrar un equilibrio y para la dignidad del precio de la uva”.

De la misma manera se ha expresado Damià Deàs, presidente del Institut del Cava, que ha recalcado la participación del Consejo Regulador del Cava en estas reuniones.

Pere Guilera, presidente de Pimecava, se ha mostrado optimista y ha afirmado, contundente, que el cava tiene mucho futuro y que “conquistará el mundo por segunda vez”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here