EFE.- Esta nueva generación de herramientas financieras está encaminada a ayudar a las empresas innovadoras a «acceder más fácilmente a la financiación» a lo largo de los próximos siete años, indicó la CE en un comunicado.

Estos productos, conocidos como «Financiación de la UE para los innovadores-InnovFin», se espera que movilicen más de 24.000 millones de euros en favor de la investigación y la innovación por parte de las pequeñas, medianas y grandes empresas, así como de los promotores de infraestructuras de investigación.

Según los cálculos de Bruselas, esta financiación deberá movilizar hasta 48.000 millones de euros de inversiones finales en investigación e innovación.

«La UE va a la zaga de sus competidores mundiales en términos de inversión empresarial en innovación y por ello debemos animar a los bancos a conceder préstamos a estos proyectos y ayudar a las empresas intensivas en investigación a acceder a la financiación», declaró la comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn.

Los nuevos productos a medida abarcarán desde garantías para los intermediarios que conceden préstamos a las pymes hasta préstamos directos a empresas, con idea de respaldar proyectos innovadores modestos o ambiciosos tanto en la UE como en países asociados al programa Horizonte 2020, el nuevo programa de investigación de la UE para el período 2014-2020.

El Grupo del BEI está constituido por el Banco Europeo de Inversiones y por el Fondo Europeo de Inversiones (FEI).

El BEI concederá préstamos a medianas y grandes empresas o garantías a los bancos que les concedan préstamos mientras que el FEI facilitará garantías a los bancos que concedan préstamos a las pequeñas y medianas empresas y, en una fase posterior, invertirá en fondos de capital riesgo facilitando capital a empresas de nueva creación y a empresas de crecimiento rápido.

La CE recordó que, «por su propia naturaleza», las inversiones en investigación e innovación son «más arriesgadas y más difíciles de evaluar que las inversiones materiales».

«Todos son instrumentos orientados a la demanda, sin ninguna distribución previa de las dotaciones entre sectores, países o regiones», indicó la CE.

Puntualizó que estas herramientas de deuda se completarán, en un futuro próximo, con un conjunto de instrumentos de capital gestionados por el FEI.

En total, se asignarán a estos instrumentos financieros unos 2.700 millones de euros del presupuesto de aproximadamente 80.000 millones de Horizonte 2020.