Los responsables de UPA han criticado la “obsesión” del Ministerio de Agricultura por “dar titulares” afirmando que a España se le asignan muchos fondos europeos. “Menos titulares y más presión y colaboración para que la Comisión Europea lo haga bien”, han reclamado.

     Asimismo, consideran que “la gestión de esta crisis está siendo un desastre”. “Los agricultores vemos cómo pasan los días y nuestras producciones se pierden por no poder exportar, pero sobre todo porque la especulación de los mercados ha hundido los precios en origen”.

      Según esta organización agraria, el Ministerio ha anunciado la suspensión de una reunión de seguimiento de la crisis del veto ruso prevista para mañana. “Apenas nos aportan explicaciones de por qué Bruselas no ha publicado el nuevo plan de ayudas”, aseguran.

La CE lanza un mensaje negativo a los mercados al frenar almacenamiento de quesos

     Asimismo, se ha sabido también que la Comisión ha suspendido también el plan de almacenamiento de quesos, porque las solicitudes no se han ajustado a sus previsiones iniciales. Según la UPA, "la supresión de esta medida lanza al mercado un mensaje de que no se podrá aliviar el exceso de oferta, por lo que se agravará la bajada de precios que ya está teniendo lugar en el mercado lácteo".

     Los productores depositan ahora sus esperanzas en que Rusia cancele el veto y vuelva a abrir sus fronteras a nuestros productos, “porque parece que será la única solución a esta crisis. Nuestras Administraciones están demostrando que poco podemos esperar de ellas”.

Italia, bajo sospecha esta vez

      Por otra parte, respecto a la suspensión de almacenamientos de quesosos, los servicios que dirige el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, han recibido peticiones de ayuda para un "volumen desproporcionado" de producción desde ciertas regiones "que no exportan tradicionalmente cantidades significativas a Rusia", ha explicado un portavoz de Ciolos.

   Otras fuentes han apuntado a Italia como el origen de las solicitudes que han despertado las sospechas de la Comisión Europea, ya que sus productores han pedido ayudas para el almacenamiento de casi 75.000 toneladas de queso, lo que representa un 87% del total de las ayudas solicitadas por todos los países afectados en la primera semana de existencia del plan de apoyo.

    El volumen de apoyo que reclama Italia contrasta con las cantidades presentadas por otros países que también se han acogido al programa, como Holanda (3.661 toneladas), Irlanda (4.455 toneladas), Suecia (2.324 toneladas) y Francia (269 toneladas). Los países que tradicionalmente más queso exportan a Rusia son Finlandia, Letonia y Estonia.