En el trabajo de desarrollo de todo el proyecto, Ludan ha contado con la ayuda del Instituto Tecnológico Metalmecánico -AIMME-, encargado de coordinar el proceso, definir los objetivos y detectar la tecnología apropiada para su puesta en marcha.

     El proyecto, seleccionado por la Comisión Europea, consiste en la valorización de los subproductos que se generan en las plantas de biogas de la compañía.
Ludan Renewable Energy es una compañía dedicada a la construcción de plantas de biogás que utilizan como materia prima subproductos agroalimentarios. En el proceso de producción del biogás, se genera como subproducto una sustancia denominada digestato que, tratada correctamente, puede ser una materia prima interesante para producir fertilizantes.

     El objetivo final del proyecto es darle un valor añadido a este subproducto y comercializarlo entre productores hortofrutícolas, cooperativas agrarias y entre clientes finales a través de los Garden Center.

     Según Luis Puchades, director general de Ludan España, “una vez tengamos el plan de viabilidad, la compañía está dispuesta a invertir hasta un millón de euros en la construcción de la infraestructura necesaria para poner en marcha todo el proyecto”.

     Puchades reconoce la labor de tutorización que ha desarrollado AIMME, “ya que han coordinado el proceso y nos han ayudado a definir correctamente los objetivos. También nos han asesorado en la detección de la tecnología más apropiada para este proceso”.