A esto se le suma que en el mercado del cava "va tomando año tras año más importancia el segmento de las marcas de la distribución y el desplazamiento hacia productos de menor precio o en condiciones de venta favorables para descuentos, promociones, etc…", asegura la compañía en su informe de gestión

      El problema es que, al margen de la crisis económica, la caída del cava se está acentuando ahora, especialmente desde la llegada a la presidencia de la Generalitat de Artur Mas a finales de 2010 y, sobre todo, de la puesta en marcha de su plan soberanista, según señalan Javier Romera y Jordi Sacristán en www.eleconomista.es.

Boicot político dentrro de Cataluña y fuera de ella

     En sus últimas comparecencias públicas, el presidente de Freixenet, Josep Lluis Bonet, ha admitido ya que está sufriendo no sólo un boicot en España, sino también en Cataluña por el hecho de haberse posicionado de una forma clara y contundente en contra de la independencia. "Freixenet no es soberanista ni juega a la política, aunque yo, a título personal, sí me he pronunciado. Soy catalán, español, europeo y hombre de mundo", aseguró por última vez el pasado mes de mayo durante su participación en el foro Diálogos de Internacionalización, organizado en Madrid.

    Asimismo, y para potenciar las exportaciones y dar un nuevo aire a la red comercial de Freixenet en España, el grupo realizará cambios en algunos puestos directivo. En concreto, el actual director comercial para España, José María Ferrer, abandonará el cargo para asumir mayores responsabilidades y potenciar el negocio de Freixenet en el continente asiático. Ferrer, hijo menor del presidente de honor de Freixenet, José Ferrer, se trasladará a vivir a Australia donde el grupo catalán tomó una participación mayoritaria en una empresa de vinoS tranquilos denominada Wingara Wine Group por unos 22 millones de euros.

      El grupo Freixenet cerró el ejercicio 2012-2013 (que concluye el 30 de abril) con un beneficio neto consolidado de 10,2 millones de euros, lo que supone casi duplicar los 5,5 millones registrados el año anterior. La mejora es consecuencia de un aumento de la facturación, que pasó de 513,5 millones a 527,3 millones, lo que implica un crecimiento del 2,6 por ciento.