EFE.- Según informa la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha en una nota de prensa, el pasado mes de febrero fueron denunciados daños en una explotación agrícola dedicada al cultivo de vid, donde fueron sustraídos 33 postes metálicos de emparrado.

La Guardia Civil descubrió que una persona había vendido varios postes de este tipo, además de otra chatarra, en un desguace de la localidad albaceteña.

Había acreditado la procedencia del material con un documento falso y había simulado que otra persona le había entregado 30 postes metálicos de emparrado.

El pasado martes, la Guardia Civil imputó un delito de falsificación de documento privado, una falta de hurto y otra de daños a esta persona y entregó las diligencias en el Juzgado de Instrucción de San Clemente.