La Consellería de Medio Rural e do Mar recuerda a los ciudadanos que el consumo de marisco extraído y comercializado de manera legal puede suponer un riesgo para la salud, al no haber pasado ningún tipo de control que lo avale.