La ministra, que ha valorado la implicación del sector privado en la defensa y promoción del compromiso medioambiental, ha subrayado que la movilidad sostenible es una prioridad para su Departamento, ya que contribuye a mejorar la salud y bienestar de los ciudadanos, además de propiciar una gestión más eficiente de los recursos.

    En este sentido, García Tejerina ha apuntado que la mejora de la calidad del aire “es un eje básico de la política medioambiental del Gobierno”. Para ello, el Ministerio ha impulsado el Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016, el Plan AIRE, como principal instrumento vertebrador en este ámbito.

     Según ha explicado, para desarrollar este Plan se ha puesto en marcha el Plan de Impulso al Medio Ambiente (PIMA Aire), con el objetivo de estimular el uso de vehículos menos contaminantes, cuya aplicación ha supuesto la renovación de 35.000 vehículos y de 2.800 motocicletas o bicicletas de pedaleo asistido.

    De esta forma, García Tejerina ha comentado que, además de tener un impacto significativo en la reactivación del sector de la automoción, se ha logrado una reducción media, por vehículo reemplazado, del 94% en emisiones de partículas y del 15% en emisiones de CO2.

Compromisos internacionales

     Por otra parte, la ministra ha asegurado que el Plan PIMA Aire también contribuye a cumplir con los compromisos internacionales de España en materia de reducción de emisiones. Así, García Tejerina ha indicado que en estos momentos se está cerrando el primer periodo de compromiso del Protocolo de Kioto (2008-2012) y “nuestro país cumplirá las obligaciones adquiridas para este periodo, gracias al importante esfuerzo realizado”, ha asegurado.

     Con la vista puesta en los compromisos de España a 2020, la ministra se ha referido a la puesta en marcha, “por primera vez en España”, de políticas nacionales de reducción de emisiones, como los Proyectos Clima, que van ya por su tercera edición, o el Registro de la Huella de Carbono.

    En todo caso, García Tejerina considera que los avances en materia de medio ambiente son responsabilidad de todos. En este sentido, la ministra ha subrayado la importancia de las iniciativas premiadas para favorecer “cambios de comportamiento hacia patrones más sostenibles y solidarios, con el fin de impulsar una sociedad más concienciada”.