Para la mejora de la calidad de las producciones de ovino y caprino, el límite presupuestario es de 6.800.000 euros entre 3,63 millones de animales con derecho a pago, lo cual sitúa el importe unitario en 2,05 euros/animal.