Aunque a caída es generalizada en toda España,  fuentes cercanas a la industria resaltan que las bajadas de precios son habituales en primavera, por el aumento estacional de la producción de leche, a la que se une también el aumento de la oferta que se ha ido gestando en el campo desde el verano. El pasado mes de marzo, la media pagada al ganadero español fue de 39 céntimos, según datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). A lo largo de la campaña 2013-14, que culminó el pasado 31 de marzo, los precios fueron superiores a los de los tres periodos lecheros anteriores.

  Sin embargo, las tarifas que cobra el ganadero español sigue situándose por debajo de la media comunitaria, que llega a 40,3 céntimos por litro, frente a los 39,3 de media que se pagaron en España.

Seguro de rentas para el sector en Castilla y León

     Este descenso, unido a la preocupación generalizada en el sector, que se está viendo reflejada en el descenso del número de explotaciones de vacuno de leche en distintas comunidades españolas ante la falta de rentabilidad y el temor a las consecuencias del final de la cuota láctea, ha llevado a  la consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, a anunciar que va a incluir en su programa de desarrollo rural "medidas específicas" destinadas a que el vacuno de leche "tenga una oportunidad extraordinaria de producción". Una de ellas, es la inclusión de un seguro de rentas para estabilizar los ingresos que perciben los ganaderos de leche.

    Además, ha explicado que este tipo de explotación ganadera va a recibir "cerca de 95 millones de euros de ayudas acopladas de Europa" que tienen el objetivo de "asegurar la transición de este sector tras la desaparición de las cotas lácteas".

    Así se ha pronunciado la consejera durante un acto sectorial de partido que se ha celebrado este lunes en León con el título de ‘La agricultura, una oportunidad para Europa’, en el que ha estado acompañada de la presidenta del PP de León, Isabel Carrasco.