Vicente Sánchez-Villagón CEO Grupo Pomona Keepers S.L. y ex-Presidente Unión Internacional de Enólogos

En un golpe inesperado para  la comunidad vinícola, María Isabel Mijares, una figura polifacética y líder en el mundo del vino, nos ha dejado repentinamente este domingo 11. Su fallecimiento deja un enorme vacío en el sector del vino, un sector que la propia Isabel contribuyó a desarrollar y promocionar con su labor pionera e impecable durante más de 50 años.

Mijares, reconocida internacionalmente por su dedicación y pasión por la cultura vino, ha  disfrutado durante su prolífica carrera de reconocimientos, premios, medallas y títulos llegados de todo el mundo, un grado de reconocimiento difícil de igualar por nadie de la industria.

María Isabel deja una marca indeleble en la industria y un legado de generosidad y colaboración hacia todos los que la rodeaban. Desde sus inicios mostró un talento innato para entender y apreciar el vino, y dedicó su vida a explorar y promover la cultura vinícola en todo el mundo.

Tuvo como profesores y luego amigos a los líderes de la enología del siglo XX, como Emile Peynaud y Ribéreau-Gayon Pascal y es difícil resumir a todos los que hemos tenido el honor de colaborar con ella, José Peñín, Carlos Delgado, Fernando Gurrucharri, José Hidalgo, Felix Solís, Domingo Sol, Pau Roca y Luis Miguel Beneyto  y, con toda humildad, me uno a esta lista, ya que desde los 15 años he estado siempre muy cerca de Maribel, quien me supo contagiar su pasión por el mundo del vino.

Faceta internacional e impulso a las asociaciones
También quiero dedicar unas palabras a su trabajo por el desarrollo del vino en Latinoamérica, estoy seguro de que ahora velan por su fallecimiento en Argentina, Bolivia, Perú, Colombia…  Su visión y determinación allanaron el camino para la colaboración y el intercambio de conocimientos entre productores de vino de todo el mundo, enriqueciendo la diversidad y la calidad de nuestros vinos.

Su incansable labor incluyó la organización y el impulso de asociaciones, clave dentro del mundo del vino. María Isabel fue la fuerza impulsora detrás de la Asociación de Enólogos de España, así como de la Union Internacional de Enólogos y la Asociación de Periodistas del Vino o La Unión Española de Catadores, entre otras.  Destacable y pionera fue su labor como presidenta en la denominación de origen de Valdepeñas, siendo la primera mujer en ocupar este cargo en España.

Mijares no solo fue una líder visionaria en el ámbito profesional sino que también era conocida por su generosidad y disposición para ayudar a otros. Siempre estaba dispuesta a compartir su conocimiento y experiencia con aquellos que buscaban aprender y crecer en la industria del vino. Su legado perdurará en las vidas y carreras de todos a quienes influyó con su amabilidad y mentoría.

El fallecimiento de María Isabel Mijares deja un profundo dolor en la comunidad vinícola global. Su legado perdurará en el tiempo, su pasión, dedicación y contribuciones significativas al mundo del vino.

En este momento de duelo, recordamos con cariño su inigualable trabajo y nos comprometemos a honrar su memoria transmitiendo su visión a la industria vinícola.

Que su espíritu perdure, alcemos hoy una copa de vino en su honor.

(Publicado en lagacetadelvino.com)