Se trata de unas ayudas cuyo objetivo principal es garantizar el mantenimiento de un nivel de renta suficiente a los ganaderos que mantengan vacas nodrizas.