Ha explicado que el presupuesto regional para prevenirlos y combatirlos es este año de 30 millones, máxime cuando este tema es "una prioridad" del Ejecutivo autonómico y el valor económico de los bosques extremeños es de unos 14.000 millones de euros, lo que ha calificado como "una riqueza natural".

    El objetivo de esta campaña es reducir aún más el número de incendios y del de hectáreas quemadas, que se lleva reduciendo durante dos años consecutivos y que en la pasada temporada 2012-2013 bajó un 63 % con respecto a la anterior.

    En la campaña 2012-2013 hubo 102 fuegos, con un total de 116,94 hectáreas afectadas, sobre todo de pastos, mientras que en lo que va de la 2013-2014 se han quemado ya 613 hectáreas y ha habido 224 incendios, especialmente en las comarcas cacereñas de Sierra de Gata y los valles del Jerte y del Tiétar.

Mejora de efectivos como prevención


    Se ha mejorado la formación de los 300 efectivos destinados a esta cuestión, se han creado nuevas infraestructuras y se ha incrementado la dotación de maquinaria, ha dicho el consejero, que ha agregado que "en materia de seguridad no se ha escatimado absolutamente nada".

     El lapso de período de peligro medio comenzará el día 19 de este mes y acabará el 31, mientras que el período de peligro alto se ha fijado entre el 1 de junio y el 15 de octubre, y, ha reiterado Echávarri, se ha prohibido cualquier prendimiento de fuegos en el campo, ya sea para eliminar pastos o para celebrar barbacoas, entre otras cuestiones.

     El consejero ha aseverado que Extremadura es "un pulmón verde" del país y que, en esta línea, su media de masa forestal es cinco veces superior a la nacional.

     Asimismo, entre los medios con los que se cuenta esta campaña, el Gobierno extremeño ha dispuesto siete helicópteros de transporte y extinción, un helicóptero "bombardero", 48 camiones, 54 vehículos ligeros, un puesto de mando, ocho "bulldozers",dos tractores neumáticos, 10 bases de helicópteros, 51 cocheras y 44 puestos de vigilancia, entre otros recursos.

     Por su parte, el Ministerio de Agricultura (Magrama) ha destinado a la Comunidad Autónoma una Brigada de Refuerzo ubicada en Pinofranqueado (Cáceres), helicópteros de transporte y extinción estacionados en esta localidad, un helicóptero "bombardero pesado" que está en Plasencia (Cáceres), retenes de tierra en el Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres) y Granadilla (Cáceres), y un hidroavión.