Aunque reconocen que el Valle Salado forma un paisaje cultural "destacable", opinan que las condiciones de conservación del patrimonio "no han sido más que parcialmente respetadas en el proyecto de reconstrucción".

No ha habido una restauración patrimonial escrupulosa


     Asimismo, sostienen que las reconstrucciones que se han hecho del Valle Salado han seguido el trazado de las antiguas terrazas gracias a los vestigios de los muros pero otros elementos (…) "no corresponden a una restauración patrimonial escrupulosa".

     Sin embargo, los expertos de la UNESCO ponen en valor el testimonio que transmite el Valle Salado de un estructura humana tradicional muy antigua dedicada a la explotación de la sal, utilizando únicamente los elementos físicos y naturales de su entorno.

     Pero consideran que las condiciones de autenticidad e integridad no se han completado para explotarlas plenamente dentro de lo que establece la convención del patrimonio mundial de 1972. También ha pesado en contra de la candidatura del Valle Salado que los núcleos urbanos que hay próximos son "poco satisfactorios".

     No obstante, los evaluadores de la Unesco opinan que todas estas deficiencias se podrán solventar cuando se promulguen los proyectos complementarios que están previstos. También valoran el desarrollo cultural y turístico que se ha hecho hasta la fecha en torno a este proyecto aunque creen, desde un punto de vista negativo que la gestión de las salinas ha sido guiada fundamentalmente "desde una óptica de desarrollo turístico y animación cultural".