EFE.- La iniciativa se enmarca en el denominado Proyecto Hortis, financiado con fondos de la Unión Europea para favorecer la creación de nuevas comunidades de horticultura urbana como "herramienta de socialización y reducción de riesgos de exclusión social".

   Así lo explicó el pasado viernes el responsable del proyecto, Jesús Ochoa, que ha añadido que la plantación de huertos urbanos permite también un mayor acceso a los alimentos de forma saludable y eficiente.

   Las jornadas comenzarán el 11 de noviembre con una charla en la que los expertos internacionales hablarán sobre otras experiencias de huertos urbanos en las ciudades de Bolonia, Berlín y Budapest.

   Además, explicarán técnicas novedosas para zonas donde no abundan los suelos agrícolas, como la plantación de especies en botellas de plástico instaladas en tejados de viviendas.

   Por otra parte, el campus de Alfonso XIII acogerá el 13 de noviembre una feria en la que diversos colectivos mostrarán sus iniciativas de horticultura urbana y llevarán a cabo actividades y exposiciones de productos cultivados en este tipo de huertos.

   También se degustarán productos ecológicos procedentes de la Estación Agroalimentaria Tomás Ferro, en la que trabajan diversos grupos de investigación de la UPCT.

   Por último, un grupo de 30 desempleados y miembros de colectivos y asociaciones relacionadas con la horticultura están colocando en el campus de Alfonso XIII varios ejemplos de huertos urbanos elaborados a base de reutilización y reciclaje de materiales.

   Los participantes forman asisten a un curso en el que han aprendido cómo plantar diferentes variedades de productos, como lechugas, acelgas, col, brócoli, espinacas, remolacha, cebolla, puerro, habas o guisantes.

   Los huertos urbanos incluyen también otras especies, como las plantas aromáticas, que se plantan en suelos enriquecidos con estiércol de oveja y material vegetal en recipientes con turba, fibra de coco y humus de lombriz, por lo que todos los cultivos son ecológicos.