EFE.- «Latinoamérica es el mayor potencial agrícola del mundo», opinó Perdomo al señalar que el 97 % de la agricultura está en los países en desarrollo «y somos un área en desarrollo, tenemos todo el potencial por delante», dijo.

Al poner como ejemplo a Argentina y Brasil -salvando las diferencias en extensión de territorio con los restantes países- señaló que la agricultura es en la región un «gran motor» que crea riqueza a pequeña y gran escala.

«Apuesto totalmente en que América Latina está avanzando» en temas agrícolas, dijo, aunque reconoció que en el camino hay obstáculos, como políticas agrícolas de algunos gobiernos y «miedos infundados» para el acceso a tecnologías.

Según él, el «90 % de la biotecnología hoy en día está siendo aplicada por pequeños agricultores en 27 países» y señaló que el año pasado 18 millones de agricultores sembraron 180 millones de hectáreas.

La tecnología administrada y desarrollada de «manera seria» es una de las llaves importantes para el desarrollo y la seguridad alimentaria del mundo, indicó.

Perdomo remarcó la importancia de invertir en educación para que los agricultores puedan acceder a nuevas tecnologías y procedimientos a la hora de realizar sus actividades.

Consideró indispensable educar a los agricultores pequeños y medianos, pues producen el «70 % del alimento que se consume en el mundo».

En América Latina y el Caribe, la agricultura genera el 28 % de empleo, según CropLife Latin America, una organización gremial internacional sin ánimo de lucro que representa a la industria de la ciencia de cultivos, integrada por nueve compañías y una red de asociaciones en 18 países de la región.

Perdomo indicó que actualmente hay disponibles en el mundo 286 millones de hectáreas que se pueden llevar a la agricultura sin tocar la Amazonía o los bosques y resaltó que es indispensable mejorar en productividad para aprovechar todo el potencial de las áreas actualmente cultivadas.

Opinó que, en cuanto a América Latina, se necesita desarrollar y usar mejor la tecnología que existe. «Hoy en día se pierde entre un 20 % y un 30 % de las cosechas por no usar los agroquímicos o los productos de manera adecuada».

«Si no usáramos los agroquímicos hoy en día, la mitad de la producción no existiría», indicó el guatemalteco, quien se declaró «convencido» de que América Latina tiene en el campo la fuente de su seguridad alimentaria.

Al citar informes de la FA), el mexicano Roberto Giessemann, presidente de la junta directiva de CropLife Latin America, comentó que para que un país se pueda declarar seguro en términos alimenticios tendría que producir el 75 % de sus necesidades de consumo.

«Muchos de nuestros países están en el 50 %, el 55 %, a veces incluso más bajo. Eso quiere decir que no estamos haciendo la tarea en términos de tener suficientes alimentos disponibles para nuestros habitantes y que dependemos mucho de las importaciones, lo que, al final del día, puede ser una estrategia económica de un determinado país, o no», dijo.

Si ello se relaciona con el hecho de que en el año 2050 habrá alrededor de 9.000 millones de habitantes, «necesitaríamos estar produciendo ya 70 % más de alimentos, eso es un dato que preocupa», dijo a Efe.

«Hoy con tecnologías estamos aumentado productividad en los campos en promedio al año, en todo el mundo, en un 4 %. Deberíamos estar aumentando esa misma productividad hasta en un 25 % para asegurar suficientes alimentos en 2050», subrayó.