EFE.- Las exportaciones agrarias, pesqueras, alimentarias y forestales mantuvieron una tendencia creciente en los últimos doce meses y alcanzaron 39.482 millones de euros, un 3,4 % más que el mismo período anterior.

Por el contrario, el valor de las importaciones descendió un 3,8 % y se situó en 29.937 millones de euros, según el informe mensual de Comercio Exterior del Ministerio, que analiza los datos hasta febrero.

Respecto al propio mes de febrero, el saldo del sector agroalimentario y pesquero mejoró un 21,4 % en comparación con el mismo mes de 2013, hasta sumar 1.088 millones.

En febrero, crecieron las exportaciones agroalimentarias, hasta los 3.301 millones de euros (+1 % interanual); las importaciones supusieron 2.213 millones de euros (-6,7 %).

La participación este sector en el conjunto del comercio exterior es del 17,1 %, con lo que se consolida como el segundo segmento económico en importancia, tras bienes de equipo y por delante del automóvil o de la industria química.

Por sectores, en febrero el subsector agroalimentario transformado mejoró sus exportaciones con un incremento aproximado del 7 %, debido principalmente a la venta de exportación de carnes y aceites.

En este grupo de alimentos, las importaciones disminuyeron un 12 %; los descensos más significativos correspondieron a aceites, azúcares y confitería.

En cuanto a los productos frescos, el retroceso de las importaciones (-7,3 %) fue superior que el de las exportaciones (-5,3 %), porque en el primer caso cayeron las compras de cereales y en el segundo la venta de frutas.

La industria de alimentación y bebidas -la suma del sector alimentario agrario transformado y el pesquero transformado-, logró en febrero ventas exteriores por 1.820 millones de euros; las importaciones alcanzaron 1.220 millones de euros, lo que da un superávit de 600 millones de euros (66 % de mejora respecto al mismo mes de 2013).

En cuanto al comercio pesquero, en el que históricamente España ha sido un país deficitario, ha mejorado sus datos por la reducción de las importaciones; su saldo negativo se situó en 112 millones de euros en febrero.