Hace un año por estas fechas, los pantanos de cabecera del Tajo almacenaban 974 hectómetros cúbicos, el 39,36% del total.

      La cuenca del Tajo acumula esta semana 8.175 hectómetros cúbicos de agua embalsada, 51 menos que la semana pasada, y está al 74,27% de su capacidad, que es de 11.007 hectómetros cúbicos.

Los embalses de cuenca del Ebro, al 84,7% de capacidad tras caer un 0,5 %

    La otra ara de la moneda están en los embalses de la Cuenca Hidrográfica del Ebro están al 84,7% de su capacidad, con 6.347 hectómetros cúbicos de los 7.490 que pueden albergar en su totalidad, después de disminuir un 0,5% su volumen hídrico en la última semana.

      Según los datos proporcionados por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en la misma semana del año pasado la situación era de 6.347 hectómetros cúbicos y el 82,7 % del total, mientras que el promedio de los años 2009 a 2013 resulta ser de 5.924 hectómetros cúbicos.

     En la actualidad, el agua embalsada se encuentra por encima de la cifra del pasado año y supera el promedio de los años 2009 a 2013, mientras que el mínimo del último lustro en esta semana corresponde a 2012, con 5.255 hectómetros cúbicos.

      En el eje del Ebro, los embalses están al 88,2% de su capacidad, con 2.031 hectómetros cúbicos de los 2.304 de aforo total, tras disminuir un 2,2 por ciento la última semana.