EFE.- La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha aportado este dato en conferencia de prensa tras la reunión mantenida con el delegado del Gobierno en la región, Jesús Labrador, en la que han abordado el reparto de estos fondos, que han sido asignados en un 99,94 por ciento y cuyo reparto se ha hecho con la unanimidad de todas las partes implicadas en el proceso.

En estas negociaciones han participado el Gobierno central a través del Servicio Público de Empleo Estatal; el ejecutivo regional, a través de la Consejería de Economía y Empleo y las delegaciones provinciales; los sindicatos UGT y CCOO, las organizaciones agrarias Asaja, UPA y Cooperativas Agroalimentarias, la Federación de Municipios y Provincias y la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) y también sus respectivas asociaciones provinciales.

Cospedal ha valorado el "acuerdo unánime" alcanzado entre todas estas partes y también que se haya logrado "en un tiempo récord", toda vez que el Gobierno central aprobó esta partida para el plan de empleo rural en marzo.

En su reparto por provincias, en Albacete se crearán 802 puestos de trabajo; en Ciudad Real, 1.162 empleos; en Cuenca, 439; en Guadalajara otros 19 y en la provincia de Toledo, 523 puestos de trabajo.

Por municipios, en la provincia de Albacete se verán beneficiados 66; en Ciudad Real, 96; en Cuenca, 45; once en Guadalajara y 71 en la provincia de Toledo.

Los contratos que se realicen en virtud de este plan tendrán una duración de tres meses y los trabajadores que se empleen mediante él cobrarán más de 3.000 euros por los tres meses de trabajo.

"Es un éxito conseguido entre todos", ha recalcado la presidenta autonómica, que también ha incidido en el hecho de que se haya asignado casi la totalidad de los fondos refleja que en Castilla-La Mancha "no se desperdicia ni un solo euro cuando se trata de crear puestos de trabajo".

Cospedal también ha resaltado la importancia de este plan de empleo en una región como Castilla-La Mancha, que tiene "un porcentaje de medio rural altísimo" del que la comunidad está "muy orgullosa", pero precisamente por "esa abundancia e importancia del medio rural en la región, también los planes de empleo y actuaciones tienen que ser diferenciadas".

En cuanto a la distribución de las ayudas, la presidenta autonómica ha subrayado que el plan "está muy extendido, muy repartido y que va a llegar a muchas partes del territorio, que es muy extenso, diverso en su configuración".

Por su parte, el delegado del Gobierno central en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, ha destacado que hoy finaliza este proceso de asignación del plan del empleo y que culmina tras "múltiples reuniones" en las que, en primero lugar, se han fijado los criterios en el ámbito regional, a continuación por provincias y, por último, se han acordado las asignaciones por comarcas.

"En todos los supuestos, se ha acordado siempre desde la unanimidad de todos los participantes", ha destacado Labrador, que ha insistido en este "espíritu de unanimidad ha permitido adjudicar en un tiempo relativamente rápido el 99,94 por ciento de la asignación".

Labrador ha agradecido al Gobierno regional su colaboración, pues ha posibilitado una "agilidad que no se había producido en otros años".

También ha explicado que para la asignación territorial se aplica una normativa de 2007, que es la que se ha seguido en los últimos años, si bien ha indicado que en la Comisión Territorial se propuso la incorporación de determinados municipios cuya realidad social actual indica que deberían formar parte de este plan, una propuesta que ha prosperado.

EFE.- La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha aportado este dato en conferencia de prensa tras la reunión mantenida con el delegado del Gobierno en la región, Jesús Labrador, en la que han abordado el reparto de estos fondos, que han sido asignados en un 99,94 por ciento y cuyo reparto se ha hecho con la unanimidad de todas las partes implicadas en el proceso.

En estas negociaciones han participado el Gobierno central a través del Servicio Público de Empleo Estatal; el ejecutivo regional, a través de la Consejería de Economía y Empleo y las delegaciones provinciales; los sindicatos UGT y CCOO, las organizaciones agrarias Asaja, UPA y Cooperativas Agroalimentarias, la Federación de Municipios y Provincias y la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) y también sus respectivas asociaciones provinciales.

Cospedal ha valorado el "acuerdo unánime" alcanzado entre todas estas partes y también que se haya logrado "en un tiempo récord", toda vez que el Gobierno central aprobó esta partida para el plan de empleo rural en marzo.

En su reparto por provincias, en Albacete se crearán 802 puestos de trabajo; en Ciudad Real, 1.162 empleos; en Cuenca, 439; en Guadalajara otros 19 y en la provincia de Toledo, 523 puestos de trabajo.

Por municipios, en la provincia de Albacete se verán beneficiados 66; en Ciudad Real, 96; en Cuenca, 45; once en Guadalajara y 71 en la provincia de Toledo.

Los contratos que se realicen en virtud de este plan tendrán una duración de tres meses y los trabajadores que se empleen mediante él cobrarán más de 3.000 euros por los tres meses de trabajo.

"Es un éxito conseguido entre todos", ha recalcado la presidenta autonómica, que también ha incidido en el hecho de que se haya asignado casi la totalidad de los fondos refleja que en Castilla-La Mancha "no se desperdicia ni un solo euro cuando se trata de crear puestos de trabajo".

Cospedal también ha resaltado la importancia de este plan de empleo en una región como Castilla-La Mancha, que tiene "un porcentaje de medio rural altísimo" del que la comunidad está "muy orgullosa", pero precisamente por "esa abundancia e importancia del medio rural en la región, también los planes de empleo y actuaciones tienen que ser diferenciadas".

En cuanto a la distribución de las ayudas, la presidenta autonómica ha subrayado que el plan "está muy extendido, muy repartido y que va a llegar a muchas partes del territorio, que es muy extenso, diverso en su configuración".

Por su parte, el delegado del Gobierno central en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, ha destacado que hoy finaliza este proceso de asignación del plan del empleo y que culmina tras "múltiples reuniones" en las que, en primero lugar, se han fijado los criterios en el ámbito regional, a continuación por provincias y, por último, se han acordado las asignaciones por comarcas.

"En todos los supuestos, se ha acordado siempre desde la unanimidad de todos los participantes", ha destacado Labrador, que ha insistido en este "espíritu de unanimidad ha permitido adjudicar en un tiempo relativamente rápido el 99,94 por ciento de la asignación".

Labrador ha agradecido al Gobierno regional su colaboración, pues ha posibilitado una "agilidad que no se había producido en otros años".

También ha explicado que para la asignación territorial se aplica una normativa de 2007, que es la que se ha seguido en los últimos años, si bien ha indicado que en la Comisión Territorial se propuso la incorporación de determinados municipios cuya realidad social actual indica que deberían formar parte de este plan, una propuesta que ha prosperado.