En este sentido, ha recalcado que el Ministerio está trabajando "muchísimo" para que las variaciones en el reparto de las ayudas de la nueva PAC "todo el mundo salga favorecido". La responsable ministerial ha informado a los agricultores y ganaderos sorianos sobre el estado actual de la reforma de la PAC en España, dentro del VIII Foro Soriactiva que financia el Gobierno de España y en el que se ha abordado las perspectivas del sector ganadero y la agricultura familiar.

     A preguntas de los periodistas, Capdevila ha respondido que el Magrama trabaja para que las variaciones en la nueva PAC, en el reparto de las ayudas, sean las menores posibles. La reforma será positiva para todos los agricultores y ganaderos, que no perderán renta en este nuevo periodo de la PAC, ha añadido.

     "El trabajo que tenemos en el Ministerio y en el FEGA es justamente evitar que exista una pérdida de rentas, aunque la realidad es que desde Bruselas nos piden que haya unas ayudas más homogéneas, por lo que unos ganarán un poco más y otros perderán otro poco, pero en general el trabajo del Magrama es para evitar que haya grandes variaciones", ha precisado.

Incentivar la agricultura verdaderamente activa


     En los próximos meses hay que cerrar el modelo y, sobre todo, realizar una labor pedagógica para divulgar las nuevas medidas, ha insistido. La subdirectora general ha subrayado que lo más positivo de la reforma de la PAC es que se incentivará la agricultura realmente activa.

     "Lo que se va intentar es que las personas que trabajan en el sector y viven de la agricultura, se beneficien de la reforma", ha declarado.

     Capdevila ha asegurado que el Magrama tiene las cuentas al día en el pago de las ayudas de las PAC a los agricultores y ganaderos, aunque en Desarrollo Rural -competencia de las comunidades autónomas- ha reconocido que todavía no se han materializado.

Será positiva para el sector vacuno español

     Por su parte, el Gobierno asegura que la nueva Política Agraria Común (PAC) 2015-2020 tendrá efectos positivos para el sector vacuno español, en general, y para el gallego en particular, tanto en lo que se refiere al nuevo modelo de pagos directos como a la nueva organización común de mercados agrarios.

     Así lo ha asegurado en una respuesta por escrito en el Congreso ante tres preguntas formuladas por la diputada socialista Laura Carmen Seara en la que pide al Ejecutivo que aclare la incidencia que la Política Agraria Común tendrá en las explotaciones gallegas del vacuno de leche y de carne y en sus producciones.

     En sus respuestas, el Ejecutivo recuerda que el nuevo Reglamento comunitario ha otorgado la "flexibilidad necesaria" para adoptar, de manera consensuada con las comunidades autónomas, un modelo de aplicación de la PAC que establece el "apoyo necesario para garantizar la competitividad y sostenibilidad de todos los sistemas de producción ganaderos".

     Según el Gobierno, "tanto es así", que "todas" las decisiones adoptadas tienen en cuenta la especificidad de los sectores ganaderos de España, "y en particular" los condicionantes de esos sistemas de producción que se caracterizan por contar con una extensión o superficie reducida.

     En su respuesta al Grupo socialista, recuerda que, de los cerca de 585 millones de euros de los pagos acoplados, 40,1 millones corresponden al vacuno de engorde; 187,7 millones a la vaca nodriza y 93,5 millones al vacuno de leche, cifra esta última que supone un incremento de más del 55 % respecto a la dotación de pagos acoplados actual.