La empresa importadora posee una red de mil tiendas en China, por lo que se espera que de esta primera experiencia piloto surja una importante cartera de pedidos de este producto, que corresponde a ganado ovino de carne criado en la zona de Aranda de Duero.

     Con esta experiencia comercial se abre la puerta a nuevas apuestas comerciales para situar en China los productos de las marcas Burgos Alimenta y de Tierra de Sabor.

    Para el éxito de esta experiencia comercial ha sido fundamental la implicación de las autoridades sanitarias de la Junta de Castilla y León, la empresa Agnus&Verus, de Gumiel de Izán (Burgos) y el restaurante arandino José María.