Se da la circunstancia de que Cobreros inicio la recogida en Galicia para su venta en cisternas el pasado septiembre y consiguió captar a ganaderos de volumen a los que ofrecía tres céntimos más que el resto de las industrias, según la www.lavozdegalicia.es.

    Fuentes consultadas señalaron que la gran cantidad de leche que hay ahora en el mercado, por el aumento de la producción, ha supuesto un descenso en la demanda de cisternas por parte de las industrias, con la consiguiente reducción en el precio.