En total, son 554 explotaciones agroforestales de las Illes  Balears las beneficiarias de esta ayuda (352 en Mallorca, 153 en  Menorca y 47 en Eivissa y 2 en Formentera).

    Cabe destacar que el objetivo de la subvención es financiar  actuaciones de construcción y rehabilitación de bancales y paredes de  piedra seca con el fin de contribuir a mantener el paisaje  tradicional, la flora y la fauna autóctonas y evitar riesgos  ambientales por la erosión y la pérdida del suelo, especialmente en  zonas con pendiente.

    Según ha informado el Govern, las ayudas para inversiones agrarias  no productivas son gestionados por el Fondo de Garantía Agrícola y  Pesquera de Baleares (Fogaiba), en el marco del Programa de  Desarrollo Rural para el período 2007-2013, y son financiadas en un  28% por el Gobierno autonómico, en un 35% por la Unión Europea y en  un 37% por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio  Ambiente.