En este tipo de pruebas, muy arraigadas en el mundo rural vasco, es muy corriente que se crucen sustanciosas apuestas entre los espectadores.

     La Diputación ha informado del resultado de la necropsia de los animales al Ayuntamiento de Erandio al objeto de que abra expediente sancionador al propietario de los bueyes por dopaje.

     Las mismas fuentes han señalado que el expediente puede concluir con sanciones al ganadero que supondrían una multa de 1.500 hasta 15.000 euros, por lo que la Ley de Protección a los Animales considera una falta muy grave: la de suministrarles sustancias que estimulen su rendimiento.

(Foto: Archivo EITB)