Miles de agricultores y centenares de tractores colapsaron este viernes 21 el centro de Murciaen otra protesta masiva para lanzar “el último grito a la desesperada” y reivindicar unos precios más justos y mejores condiciones que eviten la desaparición del sector y acaben con los “abusos de la distribución” y la competencia desleal. Una situación que se ha representado con el vertido de miles de kilos de brócoli al suelo por sus bajos pecios. En Guadalajara, tractores y agricultores recorrieron a pie las calles de Molina de Aragón.

Provenientes de toda la región murciana, los agricultores se han concentrado desde las 10 de la mañana a las puestas del Palacio de San Esteban, sede de la presidencia del Gobierno autonómico, y la manifestación, que estaba prevista para las 11, ha arrancado con más de 40 minutos de retraso porque, según ha explicado Miguel Padilla, de COAG, la asistencia de personas y, sobre todo, de tractores, ha desbordado todas las expectativas.

La protesta forma parte de las que se están desarrollando desde hace semanas en todo el país para exigir mejoras para este sector, que se siente maltratado por los bajos precios que cobran en origen y que no se corresponden con los que el consumidor paga por esos productos.

Para Padilla, esta protesta masiva son el “último grito de la agricultura a la desesperada”, puesto que los productores soportan “precios penosos” e “imposibles de soportar”, dado que los costes de producción se sitúan por encima de las ganancias.

En su opinión, esta situación “no tiene retorno” y es imprescindible darle una solución “sí o sí” por la “dignidad de la profesión” agraria.

La protesta masiva finalizó a las puertas de la Delegación del Gobierno en Murcia, donde las organizaciones convocantes leyeron un manifiesto.

200 Tractores en Molina para reclamar precios justos y explotaciones viables

Las movilizaciones recorren España y otra protesta masiva se ha celebrado en Guadalajara, donde más de 200 tractores y otros centenares de personas a pie han recorrido las calles de Molina de Aragón este viernes bajo el lema ‘Agricultores al límite’, para reivindicar precios justos para sus productos y medidas que hagan viables tanto sus explotaciones agrícolas como ganaderas.

Desde primera hora, los tractores pusieron rumbo a la capital de la comarca del Señorío de Molina de Aragón, como es el caso de Carlos Martínez, agricultor y ganadero de Anchuela del Campo, en la zona noroeste de la comarca de Molina.

Este agricultor y ganadero ha señalado a Efe que lleva 16 años en este oficio “y cada año se acumulan los problemas. Solo nos queda protestar porque el campo está al límite”.

“El problema está en que los costes del abono o el gasoil cada vez suben más y vendemos a precios que vendía mi padre hace cuarenta años”, añade este productor de cereal y pipas.

“El que tenga todo amortizado puede tirar unos años, pero el joven agricultor o que tenga que hacer frente a créditos tiene un problema. La maquinaria es muy costosa y hablamos de hacer frente a letras de 8.000 o 10.000 euros”, explica a Efe este agricultor.

“El cordero que tengo en precio final de venta es el doble al que me lo pagan a mí. Y si bien es cierto que han subido los impuestos porque hay mucha normativa que cumplir yo creo que también hay algo de especulación”, afirma.

Martínez destaca que en esta comarca, especialmente afectada por la despoblación, “la agricultura y ganadería es lo único que queda. Aquí no hay industria”, y afirma que en su pueblo hoy tan solo han dormido 6 vecinos, una muestra de la situación de estos pueblos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here