EFE.- Los mayores daños se localizaron en Valle Gran Rey, donde se registró la pérdida de 192 cabras, 70 ovejas, 9 cochinos y 118 colmenas, señaló la institución insular en un comunicado.

Las subvenciones fijadas son de 100 euros por cabra si se perdieron hasta 25, y a partir de aquí se reduciría al 80 por ciento de esta cantidad (80 euros por animal) si murieron entre 26 a 50, 60 por ciento si fueron de 51 hasta 75 y el 50 por ciento (50 euros por animal) si se superó esta cifra.

El mismo criterio se aplicará también para el ganado ovino, por el que se abonará 60 euros por pieza, 100 euros por cada porcino, 6 euros por gallina, 7 euros por conejo y 100 euros por colmena quemada, siempre y cuando se hayan perdido menos de 25 animales o colmenas.