EFE.- A finales de 2013 el Ayuntamiento comenzó el proyecto de los huertos municipales en el municipio con la finalidad de promover el uso racional de las parcelas rústicas con vocación agraria para su conservación y evitar su deterioro.

Así lo asegura hoy el concejal de Desarrollo Local de Granadilla, Esteban González, quien afirmó que varios arrendatarios han mostrado ya su interés por esta iniciativa y entre ellos se encuentran agricultores profesionales, que han ampliado la cantidad de terreno en explotación.

Tambien están los nuevos emprendedores que buscan en la agricultura su medio de vida, como Pedro Trujillo y Ricard Albert Mota, que han acometido la aventura de poner una explotación abandonada en marcha.

Hasta hace un año estos vecinos del municipio no tenían conocimiento alguno de agricultura y fue entonces cuando solicitaron un eco-huerto municipal en este municipio.

Se han producido cultivos ecológicos de calidad gracias a los proyectos que desde el área de Desarrollo Local y Sector Primario del Ayuntamiento se han venido llevando a cabo estos últimos años en la Finca Las Crucitas.

Esteban González argumenta que el banco municipal de tierras de Granadilla de Abona es un registro administrativo de carácter público que está formado por parcelas aptas para la explotación agrícola cuyos propietarios han solicitado.

Este registro funciona como un instrumento de puesta en contacto entre la oferta y la demanda de parcelas rústicas cultivadas o cultivables ubicadas en este municipio.

Agrega que entre los objetivos del proyecto están el poner en valor las tierras agrícolas abandonadas o en previsión de abandono, posibilitar la ampliación de la superficie de las explotaciones, frenar la pérdida de superficie agraria útil.

También se prevé evitar situaciones de abandono de cultivos paliando, en la medida de lo posible, los problemas agro-ambientales que genera.

«Se prevé fomentar el uso de parcelas agrícolas de la localidad para su cultivo, favoreciendo la continuidad de dicha actividad en el municipio a través del cultivo racional, directo y personal de la tierra», dice el edil.