Con la reducción de la tasa, ha asegurado Pérez Juan, se facilita la puesta en marcha de proyectos de algunos productores que quieren beneficiarse del valor añadido de su azafrán aunque ha advertido de que la comercialización "siempre entraña dificultades".

     Por ello, ha aconsejado a los productores que estén interesados en envasar el azafrán que "dispongan de la suficiente información, claros horizontes y sólidas bases para su proyecto antes de tomar esa decisión".