Según las primeras investigaciones de la Guardia Civil, los detenidos supuestamente iban a utilizar la leña para su posterior venta al público.