Desde finales de mayo y hasta hahora el mercado en origen del aceite de oliva ha experimentado una subida superior al 50%, debido a unas perspectivas de cosecha española inferiores a las inicialmente estimadas y que tiene su origen en los efectos de la falta de lluvias durante la primavera y los fuertes calores de agosto y primeras semanas de septiembre, según ha indicado.

     Ha apuntado que "esta fuerte subida de precios trae consigo una erosión en nuestros márgenes de venta, ya que los nuevos precios no se trasladan inmediatamente a nuestros clientes".

Pese al descenso, la compañía insiste en su soolidez en la actividad comercial


     A 31 de enero, Deoleo informaba de unas previsiones de ventas de 800 millones de euros y un crecimiento del Ebitda de más del 20%, una orientación que "se confirmó el 11 de junio con motivo de la Junta General de Accionistas".

     Asimismo, con la publicación de los resultados de 30 de junio de 2014, Deoleo aseguraba que su Ebitda "se ha situado en 41,2 millones de euros, en línea con el ‘guidance’ anunciado y casi un 50% superior a junio de 2013", ha recordado en su comunicado a la CNMV.

     Pese a la rebaja de las previsiones, la compañía ha reiterado que, en todo caso, "la actividad comercial muestra gran solidez, una vez refinanciada la deuda", y se dispone de nuevos recursos para crecer.