Por eso, para UPA "el agravio comparativo entre lo que van a pagar los regantes de la Comunidad Valenciana -por un agua que transcurre en un 70 % por Castilla-La Mancha- y lo que les va a costar a los albaceteños es una aberración. Una injusticia que no solo afectará a los regantes de la provincia sino también a los ciudadanos porque las diferencias con Valencia también incluyen el consumo humano".

     Desde la organización lamentan que "se vendiera como un éxito" del nuevo Plan de la Demarcación Hidrográfica del Júcar que Albacete no tuviera que pagar un sobre coste por utilizar agua del Pantano de Alarcón en situaciones de sequía, mientras tenían previsto aplicar un aumento del canon de forma permanente en un 60% a la Mancha Oriental.

     El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo considera “muy injusto que el canon suba para los albaceteños, mientras el Vinalopó no aparece”. La Confederación Hidrográfica del Júcar ha considerado ‘no imputables’ los abastecimientos y la sustitución de bombeos en esta comarca alicantina. En  el cuadro de tarifas y cánones del año anterior, la comarca alicantina del Vinalopó si aparecía, por eso ahora, al declararla exenta, todos los demás usuarios tiene que pagar más.