Según señala en ua nota COAG, quedan dos meses largos para terminar de arrancar las casi 6.000 hectáreas de patatas plantadas este año y las cotizaciones "están ya en el límite de la rentabilidad para el agricultores, oscilando los últimos precios entre  0,22 € y los 0,23 €, razón por la cual lanzamos esta alerta para que sea recibida tanto por los consumidores como por las grandes superficies".

Defensa de un producto nuevo ante uno francés que sólo tiene apariencia

     Según señala la organziación agraria, "vamos a disponer en los próximos meses de unos 300 millones de Kg de patata fresca, recién recolectada y que llegará al consumidor con su máxima calidad. Por el contrario, la patata francesa se recolectó entre octubre y noviembre del año pasado, y se presentan lavadas y embolsadas con apariencia de producto nuevo, pero ha de saberse que presentan un mayor contenido en azúcares y pésimo comportamiento para frito, todo lo cual supone un  contratiempo para el consumidor".

     Por ello, hacemos un llamamiento a los consumidores para que, cuando acudan a su centro comercial habitual, "sea Carrefour, Eroski, Mercadona, etc., pida patata murciana para así tener la opción de comprar la que más le apetezca y la que tenga mejor relación calidad/precio".