El problema se agudiza en unos momentos en los que se prevé una mala cosecha debido a las duras condiciones climatológicas que se está padeciendo, puesto que en muchos casos no se van a cubrir ni los costes de producción.

     Por ello, la ALIANZA UPA-COAG advierte que la inversión realizada por los peticionarios de estas ayudas está por encima de los 40 millones de euros, mientras que son 20 millones los que están pendientes de pago por parte de la Consejería de Agricultura.

    En este sentido, destacan en una nota que "una vez más reclamamos que con carácter urgente se abonen las cantidades adeudas a los agricultores y ganaderos que han decidido invertir en la modernización de sus explotaciones".