Esta medida refuerza la competitividad del sector, que contribuye de una manera notable a la economía valenciana, debido a que la producción de carne de ave, en toneladas anuales, es la mayor producción ganadera de la Comunitat Valenciana.

     La avicultura valenciana factura más de 300 millones de euros anuales y da trabajo de forma directa a 8.000 personas, a los que habría que añadir más de 6.000 empleos indirectos.

     Con 623 explotaciones y 23 millones de plazas dedicadas a la cría de aves, tanto a la avicultura de carne como de puesta, el avícola es el sector más importante en términos económicos de la cabaña ganadera valenciana.

     En el capítulo exportador, la Comunitat vendió en 2013 carne de ave por un valor de 8,8 millones de euros, con Benín, Alemania y Francia como principales clientes.